Regresar a China

Regresar a China
2019
Editorial Trotta
Colección Pliegos de Oriente

Comprar en trotta.es

Novedades

Entrevista: «Intelectuales que retornaron a China… para cambiarla», Asia Hoy, RNE, 03/10/2019.

Actividad: «Enfocar a China, entender el mundo» (con Irene Masdeu y Xavier Ortells), Casa Asia Barcelona, 03/10/2019.

Entrevista: «Regresar a China: una charla con Carles Prado-Fonts», podcast para el blog del periodista Antonio Broto, 29/09/2019.

Cinco recomendaciones para agosto, Chinasia, 05/08/2019.

Reseña: Javier Borràs, «Tres escritores que unieron China y Occidente», esglobal, 23/07/2019.

Reseña: Sílvia Fustegueres, «Regresar a China», L’illa deserta, 02/07/2019.

Reseña: «Regresar a China», L’Avenç, 01/07/2019.

Reseña: Laura Martínez, «Literatura del desarraigo en Regresar a China», Ecos de Asia, 24/06/2019.

Entrevista: «La Xina ha estat més oberta a idees estrangeres que Occident», entrevista en La Llança, 18/06/2019.

Reseña: Gonzalo Pernas, «China entre lo oriental y lo occidental (a duras penas)», ABC Cultural, 15/06/2019.

Entrevista: «Tenemos una visión muy limitada de China que condiciona el diálogo que podemos mantener con ella», UOC News, 30/05/2019. [versió CAT, aquí]

Presentación en La Central del Raval (con intervenciones de Seán Golden, Marina Garcés y Manel Ollé)

Regresar a China, comprender el mundo (texto en el Blog de Trotta)

Resumen

Regresar a China conduce al lector a través de la historia de la China del siglo pasado de la mano de tres grandes maestros literarios. Lu Xun, Lao She y Qian Zhongshu fueron tres de los miles de jóvenes chinos que estudiaron en Europa, Estados Unidos y Japón durante las primeras décadas del siglo XX. A su regreso a China, este colectivo sacudió a un país por construir que, de pronto, se veía ante la necesidad de dar alcance a una modernidad pilotada por un Occidente hostil. Las dramáticas vivencias de nuestros protagonistas conforman una atalaya privilegiada para observar el panorama político y cultural de su tiempo y muestran que el nacimiento de la China de hoy está ineludiblemente marcado por las relaciones con el mundo occidental.

Lejos de ser bloques antagónicos, China y Occidente se revelan como culturas hilvanadas por las trayectorias de miles de intelectuales. Asimismo, de los dilemas vitales de Lu Xun, Lao She y Qian Zhongshu tras regresar a su país natal emanan reacciones —el liderazgo, la adaptación y la evasión, respectivamente— que atesoran un poso de universalidad e ilustran sobre las diferentes actitudes humanas ante las encrucijadas de la Historia. Regresar a China aborda la compleja relación entre China y Occidente y propone una nueva manera, más integral, de mirar a China y de comprender el mundo.

Contenido

Prefacio: El trauma de volver a casa
1. A las puertas de la revolución
2. Liderando la revolución
3. Devorados por la política
4. La literatura como refugio
Epílogo: Regresar a China

Agradecimientos

Agradezco a Ignacio Sierra y a todo el equipo de Editorial Trotta la confianza que depositaron en mi proyecto y su trabajo para convertirlo en libro.

Seán Golden, Harriet Evans y Shu-mei Shih me enseñaron que es posible comprender la historia de China desde su singularidad, pero también sin olvidar todo lo que compartimos con el mundo sinófono y todo lo que nos aporta para construir una reflexión crítica y auténticamente plural. Mi gratitud con ellos desde el inicio de este proyecto es impagable. Ahora, en mis propias clases, intento humildemente seguir su ejemplo y proyectar dicho equilibro. Agradezco, pues, a mis estudiantes la oportunidad que me brindan para saldar una pequeña parte de la deuda que adquirí con mis profesores.

David Martínez ha ejercido de lector infatigable y comentarista brillante de incontables borradores de este proyecto y de muchos otros. David y mis colegas del grupo de investigación ALTER —Carles Brasó, Rubén Carrillo, Montse Crespín, Mònica Ginés, Iván González, María Íñigo, Lluc López, Maialen Marín, Siwen Ning, Xavier Ortells, Rocío Ortuño, Antonio Paoliello, Manuel Pavón y Ander Permanyer— me han regalado un entorno estimulante donde compartir inquietudes, proyectos y conversaciones. Agradezco también el apoyo, las lecturas y las valiosas sugerencias de colegas y amigos como Jordi Curell, Joan Fuster, Albert Galvany, Blai Guarné, Albert Nolla, Manel Ollé, Gonzalo Pontón, Alicia Relinque, Daniel Rico, Diana Roig, Neus Rotger, Marta Puxan, Jesús Solé o Ricard Vela, entre otros muchos. Pablo Martín Sánchez y Jaume Claret fueron lectores ideales en sendos momentos críticos del manuscrito. Olga, Martí y Arnau fueron la familia ideal, en todo momento.